Brandy

Un Brandy muy español

Brandy 1818 Solera Reserva

El Brandy 1818 es un fruto de nuestra herencia y legado familiar español, un regalo de sabiduría y tradición artesana, un viaje al pasado que nos permite saborear nuestra historia.

Añejado con empeño durante cinco años en barricas del mejor roble español que anteriormente añejaron finos vinos de Pedro Ximénez, con el mismo sistema de los mejores vinos de Jerez.

Color ámbar intenso, en nariz totalmente redondo, limpio y con aromas a madera tostada y matices de vainilla, canela y naranjas. Muy suave y elegante en boca, con sabor a cacao dulce, frutos secos tostados y ligeros tonos de roble. Final profundo y persistente.

Elaboración tradicional y destilación cuidada

Se ha elaborado con el mismo procedimiento familiar de hace 200 años; a partir de la destilación de una cuidada selección de buenos y equilibrados vinos españoles, envejeciendo como lo hacen los vinos de Jerez, el complejo sistema dinámico de “criaderas” y “soleras”.

Los excelentes vinos blancos de airén, frescos, frutosos y poco ácidos, constituyen la materia prima perfecta para destilar. La destilación en nuestros pequeños alambiques de cobre tradicional Herve & Moulin de principios de S. XIX aportan la artesanía y tradición necesarias para confeccionar los destilados de calidad.

Para su crianza estas “holandas” son puestas en barricas de roble que previamente han sido envinadas con Vino de Jerez, el aguardiente se almacena y envejece con maestría centenaria bajo tierra a una temperatura constante de 15 grados.

Solera Brandy
Etiqueta Brandy

Un regalo especial de elegancia y pasión

El cuidado procedimiento en bodega junto con el oro de 23 quilates más exclusivo ha dado como resultado una experiencia inigualable. El oro de 23 quilates aportará en la copa la elegancia a este legendario y aromático brandy español añejo.

El Brandy 1818 cautivará al paladar más exigente con su artesanía, personalidad y carácter único. Para disfrutar su sabor suave y exquisito, solo se necesita, una copa de balón y un momento sosegado en la intimidad o en compañía.